Memorias de una videógrafa por Silvia Oliveros, creadora de Qmirar

Habitualmente os mostramos las bodas de nuestras seguidoras, pero hoy queremos presentaros a la persona que se encuentra detrás de la cámara, porque su forma de amar el mundo audiovisual no tiene límites y eso se refleja en los trabajos que realiza Silvia Oliveros a través de su firma Qmirar.

No nací con el tópico de una cámara entre las manos. Ni mi familia es de cineastas. Pero, sí nací con un don: la pintura. Desde muy pequeña destaqué en dibujo, nadie me enseñó y extrañamente todo lo que pintaba, tanto a la acuarela, óleo y/o témperas, lo dominaba a la perfección y en aquel entonces no existían los tutoriales de You Tube”

“Cuando cumplí la mayoría de edad un amigo de mi pandilla, por motivos laborales tuvo que comprarse una cámara de vídeo, una cámara Sony que fue casi más mía que suya”.

“¡Lo grababa todo! comencé a montar mis películas cuando entonces, no era tan fácil con el sistema analógico. Me las apañaba para mezclar sin ordenadores, con un equipo de música y en cintas VHS”.

“Tenía claro que quería vivir del arte y mis padres insistieron en que formase una carrera, así que me formé para ello pensando que la que más me gustaba era la arquitectura”.

“En Málaga, mi ciudad natal, por aquel entonces no tenía grandes escuelas con respecto al mundo artístico, únicamente existía la escuela de San Telmo. Hubo un momento de mi vida que me encontré estudiando en San Telmo, terminando COU en nocturno y comenzando mi vida laboral”.

“Y fue precisamente mi primer trabajo el que me permitió seguir avanzando en mi pasión empecé a comprar cámaras, lentes… de esta forma seguí preparándome en el sector del vídeo, mientras he  diseñando espacios comerciales, sobre todo farmacias, durante más de 25 años”.

“Fundé dos marcas, Artequemirar, enfocada al mundo publicitario y Qmirar, donde desarrollo toda mi pasión y amor a las bodas”.

Qmirar nos ha conquistado por cuatro razones fundamentales, en primer lugar:

En primer lugar, para Qmirar el posado es aburrido y por eso busca lo espontáneo, situaciones divertidas y emotivas que condensen ese gran día.

Todas las novias coinciden en el excelente trato de Silvia y su equipo para que se sienta muy a gusto, que no esté pendiente de ellos durante un día tan especial y de esta forma, poder capturar todos los momentos mágicos mediante la naturalidad y la espontaneidad.

Otro aspecto muy importante es que no delega en terceras personas por lo que su producto es el que luego será el resultado final. Por último, sus presupuestos se encuentran en una línea económica media para adaptarse a las necesidades de hoy en día.

Por último, la creatividad de Qmirar combinada con experiencia, haciendo lo que les gusta y eso se refleja en sus reportajes.

 

0

No Comments Yet.

What do you think?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *