Diario de una novia capítulo I

Siempre publicamos las bodas una vez que se han celebrado, pero en esta ocasión vamos a acompañar a nuestra seguidora @nubepolivalente en los preparativos de su boda, compartiendo esos nervios, dudas, ilusión, felicidad… una explosión de sentimientos, muchas os sentiréis muy identificadas. Su boda tendrá lugar el 8 de septiembre.

“Durante las primeras conversaciones entre mi chico y yo acerca de nuestro futuro juntos, donde yo me negaba a ir a vivir al pueblo y afirmaba rotundamente que jamás me iba a casar….y aquí me tenéis, pueblerina y a dos semanas de nuestra boda…¡Lo que hace l’amour!

A pesar de haber puesto la fecha así locamente y sin pensar, yo seguía deseando mi pedida de ensueño jajaja la que, como el día de la boda, me he imaginado tantas veces y tan diferentes. A cada sitio que íbamos y viajábamos iba con la esperanza de que sería allí, pero no…Pasaban los meses y veía que no estaba muy por la labor -para qué pensaría… si ya tenemos la fecha y está todo en marcha, sé que va a decir que sí- así que me puse manos a la obra y lo preparé yo todo.

Hice unos anillos, preparé una súper cena, decoré las escaleras a la primera planta (en la que vivimos…abajo tenemos un local) toda llena de mensajes, fotos, velas…y al final una bandeja con dos copas, una botella de champán y una carta. Yo me escondí en la cocina, arreglada y vestida de blanco y desde ahí puse en un altavoz nuestra canción -la que además bailaremos en la boda- y cuando le vi emocionarse un poquito después de haber leído todo, salí con los anillos y le dije : “Bueno entonces ¿quieres casarte conmigo?” Y él contestó “Pues claro que sí”. Fue una pedida sencilla pero muy nuestra, realmente inolvidable.

Os animo a que si sois creativos, seáis hombre o mujer, hagáis una pedida, o dos, una cada uno. Porque también os digo que a dos semanas, sigo esperando a que él se lance y me lo pida – ilusa de mí, pero quién sabe -.

¿Quién no ha imaginado alguna vez en su vida su propia boda? Hasta el que menos os imagináis habrá visualizado ese momento. Yo desde pequeña lo he imaginado de mil maneras, en mil sitios y con diferentes tipos de vestidos, pero finalmente llegó la real…

El día menos pensado, justo recién mudados a la casa que compramos, asistimos a la boda de unos amigos de mi chico. Allí en un momento de motivación máxima le pedimos el libro de fechas al salón que nos gustaba. Ojo, hablo de julio de 2016. A mí me encantaba septiembre, pero en 2017 teníamos la boda de otros amigos ese mismo mes, y a mí (no me preguntéis por qué) pero me gustan los años pares. Así que viendo los días elegimos uno entre su cumpleaños y el mío, así surgió la fecha 8 de septiembre de 2018. La fecha más bonita del mundo. 

A los pocos días me volví loca buscando en Pinterest miles ideas e inspiraciones, y rápido lo tuve claro, la temática sería  una de las tendencias de momento rustic-chic. Mezclando lo rústico de la zona mediterránea basado en el olivo con toques modernos y elegantes..  

Al principio me dio la locura y compré algunas cosas de AliExpress, pero luego me relajé y pasaron algunos meses. Más tarde, a lo largo del proceso de la boda he ido comparando precios, mirando tiendas, etc. Y al vivir en un pueblo he tenido que comprar básicamente todo por Internet. Las webs que más he utilizado han sido Amazon y Aliexpress, y de Primark he sacado provecho también. Aparte he ido reciclando cosas, restaurando, mi suegra y mi madre me han ayudado con partes importantes que requerían de buena mano con la aguja, y también pidiendo a mis familiares que tenían cosas que me cuadraban, me gusta que mi boda tenga nuestro propio sello en cada rincón.

Creo que se debe dejar el momento compra para cuando tenemos muy clara la temática y distribución en el lugar, sino puede irse nuestra cabeza al mundo compra compulsiva y llenar la casa de cosas que no sabemos si vamos a utilizar. He de confesar que a mí me ha pasado con un par de cosas -o tres-.

Nos situamos ya en agosto 2017, a casi un año del gran día. Ya tenía mi cita en varios sitios de vestidos de novia, muchas capturas de Pinterest con miles de ideas, teníamos claro el lugar del banquete, el fotógrafo, la Iglesia…

La iglesia 

Es el comienzo de todo, primero escogimos la fecha el 8 de septiembre y la hora las 18 horas, aunque nosotros queríamos más tarde, esa hora es mucho mejor para la luz de las fotografías. 

El lugar de la celebración 

La boda se celebrará en el pueblo donde residimos con nuestras respectivas familias. Nos decantamos por el salón de bodas las Palmeras, ya que tiene todo lo que buscábamos una cocina de gran calidad, un personal muy amable que nos deja modificar y personalizar todo y un enorme patio para dar rienda suelta a la decoración rustico-chic. 

El  Fotógrafo de la boda

Es otro de los aspectos clave de una celebración, puesto que es el recuerdo que luego nos va a quedar del día más importante de nuestras vidas. Hemos escogido a Carlos Vela, es un gran profesional, gran apasionado por su trabajo y eso se percibe en cada fotografía. Mi hermana, creadora de @mother_in_madrid también se dedica al mundo de la fotografía profesional, ha sido un auténtico lujo contar con su trabajo para las fotos de la original preboda que ideamos junto con sus vídeos. 

La Floristería

Desde el primer momento tuvimos muy claro que se iba a encargar la floristería Las Camelias, hemos visto sus trabajos y nos encantan, porque  trabajan de una forma increíble dejándolo todo precioso. De hecho han participado en algunos programas de televisión decorando los platós.

Tenía diferentes ideas para la iglesia y el estilo de los centros en las mesas, de todo lo que había ido viendo por pinterest, pero gracias a la experiencia del equipo de Las Camelias y su profesionalidad hemos fundido esas ideas en una decoración que va a quedar espectacular. 

El look de la novia

Al igual que el resto de cosas tienes varias ideas en mente de lo que se lleva de lo que no, lo que crees que te sentará mejor a tu cuerpo, con lo que te sentirás más identificada…  No hay nada como probarse 16 vestidos para descubrir cuál es el mio, porque es el MIO, sólo os puedo adelantar que iré discreta y elegante. El momento definiivo fue cuando me pusieron el velo, tanto yo como mis acompañantes (madre, hermana y mi mejor amiga) dijimos ahora sí que soy una novia de verdad, no lloré ni hubo brindis con champagne como en las programas americanos… pero me fui muy feliz.

La banda sonora

Para elegir la música he decidido invertir mucho de mi tiempo, como si de elegir la BSO de parte de nuestra vida se tratase. He escuchado miles de canciones para todos y cada uno de los momentos, y he dado finalmente con las ideales. En cuanto al baile hemos creado una lista con grandes éxitos, bailables para todas las edades y mezclado con algunas del momento, el cóctel tendrá una ambientación musical más indie.

Y hasta aquí el capítulo uno de @nubepolivalente, en el próximo capítulo os desvelaré más detalles de mi look, las invitaciones, los anillos, el viaje la despedida de soltera….

No Comments Yet.

What do you think?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *