El ‘sí, quiero’ de Juncal y Raúl, una boda llena de encanto que te enamorará

Dicen que el amor a primera vista existe y nosotras lo hemos tenido con esta pedazo de pareja: Raúl y Juncal. Él de Perú y ella española y Madrid, el escenario de su historia de amor. Así comienza una historia de amor que os va a conquistar desde la primera línea. Raúl y Juncal, una pareja hecha el uno para el otro, a juzgar por la magia que se respira en cada una de sus instantáneas realizadas por Liven Photography.

blog bodas novias wedding ideas liven

Raúl y yo, nos conocimos en el trabajo cuando vino a realizar un Máster y a trabajar en nuestras oficinas de Madrid. No fue hasta la cena de Navidad cuando Cupido hizo aparición y desde ese día nunca nos hemos separado.

Desde el primer momento tuvimos muy claro que lo nuestro era muy especial y sólido, por ello a los cinco meses nos fuimos a vivir juntos y a los ocho meses durante un viaje a Indonesia me sorprendió con un romántica pedida de matrimonio que jamás olvidaré, fue algo muy sencillo, precioso y lleno de sentimientos y por supuesto que la respuesta fue un sí rotundo. 

Decimos casarnos el pasado 21 de julio, en la Iglesia de Parquelagos, la posterior celebración en la finca familiar. Escogimos la calidad y profesionalidad de Samantha Catering, quienes sorprendieron a los invitados con un puesto limonadas en la puerta de la iglesia, les encantó.

La decoración de la iglesia fue muy diferente al resto, mucho verde y margaritas, que aportó un toque de frescura y de color y quedó espectacular.

En cuanto a la ceremonia no hubiera podido imaginarme una ceremonia mejor ni en mi mejores sueños, mi tío y un amigo nuestro nos dedicaron unas palabras preciosas que nos emocionaron mucho y la guinda del pastel la puso una amiga de la familia que nos dedicó una canción preciosa. Junto con un coro rociero, en honor a mis padres, no pudo ser mejor, no tengo palabras para describir todas las emociones que allí vivimos. 

Piluca del catering de Samantha de España, fue la mejor elección de toda la boda, mil y unas veces la volvería a elegir, contó con la florista Francesca Lattanzi, ambos equipos hicieron un trabajo de diez, no he visto mesas mas bonitas que las de nuestra boda.

La mesa imperial donde estuvimos con nuestros testigos era un autentico sueño de una noche de verano. Toda la iluminación de la casa corrió a cargo del equipo de La Fiebre que hicieron un trabajo excelente, dejaron la casa perfecta con la luz y el sonido, las guirnaldas de las mesas eran espectaculares.


Las invitaciones fueron obra de Save the Proyect, escogimos el modelo cactus cuyo diseño es increíble, tanto es así que lo elegimos para el resto de la papelería de la boda.

En cuanto a mi bridal look lo tuve muy claro desde el principio tenía que ser un modelo de pret-a-porter porque quería ver el resultado final, soy muy indecisa y algo impaciente. Me estuve probando diferentes diseños e incluso uno que dije le va a encantar a mi madre, cual fue mi sorpresa que al final me encantó a mí más que a ella y ese fue el elegido.

Un vestido de novia de Rosa Clará, en encaje francés, hiperfemenino y con una abertura en la parte delantera, que dio todo el protagonismo a sus estilizadas piernas y le dio un toque chic.

El El velo también estaba amantillado y con un escudo es de Lepearisin. Marieta Hair Style fue la encargada del original semirrecogido que lució. 

Los zapatos fueron un diseño de Sebastián Milano. Combinaba la comodidad, importante al tratarse de una boda de campo y a su vez con un diseño especial, la verdad que fue una mezcla que me costó mucho encontrarla pero al final resultó ser una maravillosa elección. 

Los tocados son tendencia entre las novias más trendy y yo quería que fuera un diseño especial como el resto de mi outfit, por ello confié en las hermanas M de Paulet, que son un encanto y me diseñaron una corona y un tocado de plumas realmente impresionante, fue un regalo de uno de mis testigos. 

En cuanto a las joyas, llevé el anillo de pedida de Raúl, una aguamarina diseñada mano a mano entre el novio y la Joyería Suarez. Los pendientes fueron a juego.

El ramo ideal que llevé lo realizaron en Bimflowers, una composición nada convencional, que encantó a todas las invitadas. 

Raúliba elegantísimo. Escogió un smoking a medida de la firma española Pedro del Hierro, que combinó con zapatos de Carmina y gemelos de Durán Joyeros…

Nuestros músicos, Nice Price, fueron un puntazo que alabaron todos los invitados, tocaron durante el cóctel y hasta se animaron a cantar con ellos. En resumen una boda plagada de detalles que fuimos preparando con tanto cariño que se nos hizo tan cortoooo. Mil y unas veces te diría: Sí, quiero, Raúl!!!!!, comenta Juncal.

Enhorabuena pareja por esta pedazo de boda y por ese amor que os tenéis, sin duda lo mejor de este mundo.

No Comments Yet.

What do you think?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *