El ‘sí, quiero’ de Pablo y Carlota al ritmo de Coldplay

Carlota es una magnífica seguidora nuestra desde que se comprometió con Pablo y nos hace mucha ilusión compartir su boda 100% gallega y llena de estilo como es ella.

Carlota y Pablo se dieron el sí quiero en el Pazo de San Tirso el  pasado 6 de julio de 2018, justo en el aniversario de su noviazgo, nada más y nada menos que una década el uno al lado del otro.

“Yo me cambié ya en el Pazo. Creo que fue uno de los dos momentos en los que pasé nervios. El camino de casa al Pazo, creyendo que iba a llegar el vestido arrugado.

Y el segundo, cuando, del ganchete de mi padre, oía la canción The Scientist, con la que entraba Pablo, mientras esperaba a que empezara a sonar Fix You, mi señal”, afirma Carlota.

Carlota se decantó por un original diseño con diferente mezcla de texturas de INuñez , gallega como ella, se entendieron desde el principio a la perfección con un diseño elegante, romántico y con un toque muy chic. Que combinó con un original tocado  de Janet & Schultz, colocado en la frente a modo pirata que le quedaba de diez.

Sus zapatos fueron unos cañeros Valentino y su estilismo, tanto maquillaje como peluquería fueron obra de Moi FreireMimo The Beauty Room se encargó de su manicura y pedicura.

“Una vez vestida, llegaron mis amigas, mi Team Bride, al que esperaba para hacer una foto especial, que ya hacía como un año, les había pedido hacerlo sí o sí  (faltó una por temas logísticos, pero el momento en el que la vi antes de bajar, lo compensó todo).

“Gracias amigas. Porque vuestras caras, emoción y lágrimas lo dijeron todo y por vuestras bonitas frases… Les pedí que pusieran su nombre y lo primero que se les pasara sobre mí por la cabeza”, comenta Carlota.

“Mi hermano, junto con mis padres, fueron los únicos que estuvieron mientras me cambiaba. Cuando estoy nerviosa necesito paz. Mi hermano es la persona en el mundo que más paz me aporta. No podía decir nada. Solo “impresionante, impresionante”. Los nervios nos bloquean a todos, incluso a #iceman”. 

El novio, Pablo, escogió la firma Fabulare para que le confeccionaran un traje hecho a medida. Los niños de arras, que acompañaron a la novia, llevaban preciosos conjuntos de Atelier la Nonna.

Toda la decoración floral así como la organización del evento corrió a cargo de Huis Clos Interiorismo. A excepción del ramo de la novia y las coronas de las niñas de arras que eran obra de Ai!Carmiña.  Cuando nos enseñaron el salón por primera vez, me quedé sin palabras…Espectacular!!!

“Nuestro grupo favorito es Coldplay: entró mi marido en la ceremonia con The Scientist. Yo con Fix you (canción muy especial). Entramos en la cena con Viva la vida: Primer concierto al que fuimos juntos. Y abrimos el baile con Yellow y con centenares de mariposas cayendo, al igual que hace el grupo inglés en sus conciertos. De hecho bailamos con la versión en directo. Y por eso le regalé el día de la boda, el cielo de Coruña, con las estrellas (Yellow) que había el día que empezamos a salir”, declara Carlota.

Todo el cóctel y la cena fue servido por el catering Josmaga, “no lo pudieron hacer mejor”, comentan los novios.

En cuanto a los detallitos para los invitados, todos recibieron unos pequeños cactus, chapas de Camaloon y ellas alpargatas y cubretacones de Llellé para bailar toda la noche. Durante el baile, los invitados también pudieron disfrutar de un servicio de coctelería a cargo de Cousa Rica y de Palfeiss Fotomatón. Hubo regalos para los padres, las embarazadas y los próximos en casarse; y cada invitado recibió un mensaje personalizado.

Se dispuso una mesa de postres con diez opciones distintas, además de un postre principal hecha y decorada por Enza di Piazza. El grupo coruñés Miss Lane and the Kryptoniaans ambientaron el evento, seguidos de DJ Llorente. La fotografía nupcial corrió a cargo de Graciela Vilagudín y el vídeo de Lobosvideo

 

No Comments Yet.

What do you think?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *